2 de diciembre de 2022

Una reforma integral para ahorrar

¿Has pensado hacer una reforma integral para ahorrar? Quizá no sea lo primero que te ha pasado por la cabeza cuando has decidido reformar tu vivienda, pero aquí te hacemos un resumen con algunos tips sencillos de conseguir.

Mejorar los aislamientos

Una de las cosas que has de tener en cuenta cuando decidas hacer una reforma integral es pedir que te revisen la configuración de tu vivienda para identificar dónde es posible mejorar el aislamiento.

Y vamos a centrarnos en el aislamiento térmico. No entraremos en este artículo en cómo solucionar problemas específicos de humedad o ruido, que necesitarían un tratamiento más concreto, aunque pueden mejorar o quedar resueltos con el trabajo que propondremos.

Mejorar el aislamiento térmico va a suponer una mejora de la eficiencia energética de tu vivienda y eso se va a traducir en confort y en ahorro de energía.

Estamos en un tiempo en que derrochar energía, además del grave impacto que tiene para el medio ambiente y para el futuro del planeta, está penalizado por las administraciones, ya sea en los recibos de electricidad y de gas como en el certificado energético de tu vivienda.

Qué elementos pueden mejorar nuestro aislamiento térmico

Podemos decir que todo lo que «envuelve» tu vivienda es susceptible de aislarse mejor para evitar que el frío o el calor entren o salgan sin que nosotros podamos controlarlo. Así, podemos buscar mejoras en:

  • Puerta de entrada: sustituyéndola por una con alma aislante y con una junta adecuada.
  • Ventanas: cambiándolas por otras que incorporen doble acristalamiento y perfiles aislantes con rotura de puente térmico.
  • Paredes: colocando materiales aislantes como la lana de roca o el poliestireno.
  • Techos: aprovechando falsos techos para colocar material aislante en su interior o colocándolos si dispones de altura suficiente.
  • Suelos: instalando una tarima laminada sobre un aislante.

Qué ventajas obtendrás

En primer lugar, estas mejoras evitarán que perdamos calor en invierno y frío en verano. Ya sabes lo que cuesta tener el sistema de climatización encendido, por tanto, cada minuto que evites que se conecte serán menos euros en tu factura de electricidad o de gas.

Ya has conseguido el objetivo de este artículo, habiendo realizado una reforma integral para ahorrar. Ten en cuenta que este ahorro no será solo para una vez, sino que, a partir de la reforma, cada mes lo notarás en tus facturas.

Pero esto no es todo. El hecho de tener menos pérdidas energéticas hará que la temperatura de tu vivienda sea más estable, aumentando el confort en su interior.

Y, además, habremos reducido también la trasmisión de ruidos, tanto de la calle como de los vecinos.

Por si nos falta algo, esta mejora va a tener una importante influencia en la clasificación final que obtendrá el certificado energético. Si quieres alquilar o vender tu vivienda lo necesitarás. Un certificado energético mejor se traduce en que tu vivienda tendrá un valor superior.

Por último, como ya te comentábamos, esto va a ayudar a que las emisiones negativas para el medio ambiente que genera tu hogar, sean mucho menores, algo que seguro que te hará más feliz.

Estos son algunas de los consejos que te damos desde Construhogar si estás pensando en una reforma integral y evitar gastar energía inútilmente.

Empieza con Construhogar tu reforma integral y mejora ahora los aislamientos de tu vivienda. Pide ahora tu presupuesto sin compromiso.